Los diseñadores Victorio & Lucchino conocen el tacto, la textura, los brillos y las posibilidades de cualquiera de los tejidos que se apilan en su taller, en espera de su gran oportunidad.

diseño de Victorio & lucchino

Trabajan con sedas, blondas y tules, pero como buenos maestros artesanos sienten una especial predilección por la riqueza y finura del chantilly con el que se elaboran las más elegantes mantillas españolas. Ese tejido, que llega desde la ciudad francesa del mismo nombre, ha sido el punto de partida de su último trabajo para la empresa DAC: la alfombra Chantilly.

De este modo, el lujo y preciosismo de esas mantillas españolas que las señoras reservan para fiestas de gala, bodas, grandes tardes de toros etc… se puede ya disfrutar a diario en cualquier salón o dormitorio gracias a la alfombra Chantilly de DAC.

Victorio & Lucchino han sabido recrear los motivos propios de los encajes de chantilly, delicados y etéreos, recreando guirnaldas, escudetes, hojas o flores.

El trabajo en color (rojo, negro o marrón) destaca sobre un fondo beige, que le otorga suavidad y calidez.

mantilla

Tras el Mantón de Manila y Clavel, los diseñadores vuelven a rendirse a Andalucía, homenajeando la mantilla y el chantilly. Y es que el dúo andaluz concibe la moda y el diseño “como una expresión artística que forma parte de la evolución histórica, social y económica de un país”.

La alfombra está realizada con lana de Nueva Zelanda, lo que le otorga una gran suavidad al tacto, unido a una extraordinaria resistencia al uso diario. Se elabora siguiendo la técnica del hand tufting y se encuentra disponible en tres colores (rojo, negro o marrón) y en dos medidas (170×240 y 200×300 cm), aunque se puede solicitar por encargo en otros tonos y tamaños especiales.