Ailanto creó su primera colección de alfombras para DAC en 2005, con geometrías de colores vivos y definidos. En esta ocasión, Ailanto nos sorprende con un homenaje a Matisse, para quien la vida era color.

alfombra matisse

Matisse aterriza en primavera con pequeñas flores, perfectamente definidas, de colores puros que brillarán en nuestros espacios: sin sombras, sin deformaciones de las perspectivas, sólo con la fuerza de una apacible luz que aporta serenidad.

La alfombra Matisse nos hace sentir la alegría de tonos serenos que conllevan a un espacio ordenado, diligente y libre que abre las ventanas de nuestra imaginación. Por su serenidad, Matisse se adapta a cualquier estancia y nos convoca a una apacible reunión de sensaciones.