Seguramente más de alguno de vosotros tenga un par de sillas viejas en el desván o sótano de casa a la espera de encolar o retapizar para ser utilizadas de nuevo. Una opción que seguramente no se os haya pasado por la cabeza es convertirlas en bancos con los que podrás vestir cualquier rincón de la casa dándole un toque muy personal.

bancos con sillas usadas

Estos bancos se pueden hacer tanto con dos sillas como con tres. A continuación te explicamos como hacer cada uno de los modelos.

Banco con dos sillas

Para el modelo de dos, lo primero que tenemos que hacer es restaurarlas y pintarlas, después ponemos una enfrente de la otra y clavamos. A continuación ponemos una colchoneta a la medida y ya tendremos acabado nuestro banco de dos plazas.

Banco con tres sillas

En el caso del modelo de tres plazas los pasos son muy similares. Restauramos y pintamos las sillas, a continuación las colocamos una al lado de la otra y las clavamos. Ponemos una colchoneta como asiento y si se quiere se pueden hacer unos cojines para el respaldo de la misma tela que el asiento.

Vía: Decoración