La unión del agua y la luz es siempre un auténtico espectáculo para los sentidos: basta con pensar en las complejas instalaciones de fuentes de los parques más famosos del mundo o en los reflejos de las luces de las ciudades costeras a orillas del mar. Ahora, Blanco lleva una experiencia visual realmente especial a la cocina, con la innovadora grifería Blancomaster Ilux.

griferia de cocina

No se trata de un mero efecto alucilógeno: tras la solución de tecnología refinada, se oculta, tal y como ocurre con todas las griferías de Blanco, una funcionalidad racional: dependiendo de la temperatura del agua, un diodo luminoso ilumina el chorro de agua con un tono mágico rojo o azul. El rojo indica agua caliente, y el azul agua fría, mientras que el violeta simboliza una temperatura templada. Una turbina propulsada hidráulicamente del armario soporte abastece el diodo luminoso de la energía necesaria.