Una alfombra, además de un bonito elemento decorativo es un elemento indispensable en una casa, por lo tanto, el cuidado de estas es algo que no se deber pasar por alto, desde aquí te damos algunos consejos para que tus alfombras se mantengan siempre impecables.
Limpieza de las alfombras

Recuerda que los peores enemigos de tu alfombra no son las manchas accidentales, el peso de los muebles, la luz del sol, el tiempo de uso o los animales domésticos. Lo que más daña las alfombras es el tráfico normal de pisadas.

Para que estas estén nuevas como el primer dia deberás rociar sobre ellas una cantidad generosa de sal común y dejarlo así durante un día entero. Al día siguiente pasa la aspiradora o la escoba, verás como te sorprendes de los resultados.

Si lo que deseas eliminar son las marcas que ha dejado un mueble sobre ella aplica sobre la marca, un paño mojado y pasa por encima una plancha caliente, pero sin apretar. De ésta manera conseguirás que la lana se enderece.