Puede que tu hogar no tenga suficiente amplitud como para instalar una zona de trabajo donde tus hijos puedan hacer los deberes o para trabajar tu, pero siempre hay un rincón de la casa que puedes aprovechar para montar un pequeño estudio. En este artículo te damos algunas soluciones de como conseguirlo.

zona de estudio

1. Borriquetas
Si no quieres la clásica mesa de estudio, sustitúyela por una con borriquetas. Puedes encontrar caballetes en diferentes medidas y materiales, y los tableros ya no existen sólo en vidrio templado o DM; hay diseños en los que el cristal va apoyado en una base de madera para formar una valiosa zona de almacén.

crear zona de trabajo

2. Bajo la ventana
Este quizás sea el lugar más indicado para ubicar una zona de estudio ya que de esta forma se disfruta y aprovecha la luz natural. Saca partido al espacio con una mesa que se ajuste perfectamente a las dimensiones o irregularidades de la estancia. El diseño que encargues debe tener, como mínimo, 70 cm de fondo para alojar las piernas cómodamente y que no choquen contra la pared.

crear zona de estudio

3. Para dos
En este caso se puede crear un rincón de trabajo para dos personas compuesto de una gran mesa adosada a la pared, una cajonera a cada lado que además de servirnos para almacenar nos vale para delimitar la zona de estudio de cada uno y una librería.

zona de trabajo

4. Diseño a medida
Es la mejor solución para optimizar el espacio y dar con un modelo que se ajuste por completo a las necesidades de cada uno. En este caso, la zona de trabajo está formada por una encimera corrida, situada bajo la ventana, que ocupa toda una pared y que va apoyada sobre un módulo de cajones.

zona de estudio

5. En el dormitorio
Para la integración de la zona de estudio en otra habitación debemos tener en cuenta que las piezas mantengan una unidad decorativa.

Vía: Micasarevista