Siempre que llegan las deseadas fiestas navideñas nos esforzamos por deleitar a nuestra familia con un menú excepcional, pero es muy importante presentarlo sobre una bonita mesa decorada con motivos navideños. La decoración es el complemento ideal para presentar una elegante puesta de mesa.

En este artículo descubrirás los secretos para ser un gran anfitrión. No dejes escapar ningún detalle.

Para decorar la mesa de Navidad no es necesario gastar mucho dinero, basta con organizar con gusto vajillas y cristalerías y añadir pequeños detalles como pueden ser unas tarjetas con los nombres de los comensales, un centro de flores o frutas original, unas velas, etc.

Si tienes vajillas antiguas, cuberterías de plata y bonitas cristalerías que nunca encuentrar el momento de usar, es el momento de desempolvarlas y de abrillantarlas para que luzcan impecables.

Este año se lleva combinar platos grandes de diseño minimalista con copas de aire retro talladas a mano y cuberterías muy modernas sobre manteles monocolor en blancos, beige o gris. Si se vive ajeno a las nuevas tendencias, lo mejor es vestir la mesa de Navidad acorde con la personalidad de los anfitriones.

Si lo que se quiere conseguir es una mesa clásica es mejor optar por un mantel de hilo blanco con delicados calados y sutiles puntillas, donde colocar los platos bajos de alpaca o plata, la vajilla de porcelana blanca con el borde dorado -o en su defecto pintada a mano con grecas verdes, granates o marrones-, los cubiertos y un centro de flores frescas en tonos rojos o candelabros altos de plata.

Si por el contrario lo que se desea conseguir es una mesa con un diseño moderno, el camino es algo minimalista. Con mucho dominio del blanco, diseños sencillos pero armónicos, con escasos toques de color, como servilleteros rojos, o pequeñas cajitas blancas de regalo con cinta roja o dorada.

En definitiva la idea siempre es crear, en la mesa, un ambiente acogedor tomando en cuenta que éstas festividades siempre se desarrollan en torno a la unión familiar.

Lo que se debe y no hacer en la decoración de la mesa navideña:

Las velas solo deben ponerse en las cenas, y si se encienden, se hace después de que los invitados se han sentado a la mesa.

– Si opta por utilizar centros de flores, ya sean naturales o secas, deben ser flores sin perfume, ya que pueden interferir con el aroma de la comida y la bebida.

– Los centros de flores no deben tapar a los invitados. Deberá elegir diseños muy bajos, para permitir que los invitados se vean unos frente a otros.

– Todo debe colocarse espaciadamente, pensando en dejar sitio para las bandejas, salseras y otros elementos que necesitemos colocar en la mesa.

– Las mesas rectangulares dan más juego para la decoración que las redondas, que admiten un centro de flores nada más.