Conseguir una iluminación adecuada en el dormitorio de los niños es muy importante. En este artículo te enseñamos algunos trucos a tener en cuenta sin olvidarnos de un detalle muy importante, la seguridad.
iliminación del dormitorio de los niños

– Elige lámparas seguras y sujeta los cables sueltos contra la pared. Si no tiene enchufes especiales para niños, instale protectores en ellos.

– En el dormitorio de los niños es muy importante instalar una lámpara de techo que aporte una buena luz general e ilumina la estancia completamente, incluido el suelo de las áreas de juego.

– Aunque los niños sean muy pequeños será muy interesante disponer de una buena luz de cabecera que proporcione buena iluminación para la lectura. Escoge una que no deslumbre ni se sobrecaliente.

– Las lámparas en la mesilla de noche no son recomendables ya que podrían romperlas fácilmente. Los apliques de pared son más adecuados, ocupan menos espacio y son más seguros.

– Muchos niños tienen miedo a la oscuridad, una pequeña lámpara de seguridad que permanezca encendida toda la noche conseguirá que duerman más tranquilos.

– En la zona de estudio se necesita una iluminación especial. La luz debe ser puntual y para evitar sombras en el plano de trabajo, esta debe estar enfocada hacia la izquierda si es diestro y al revés si es zurdo.

– Si tiene ordenador, ilumina la pared detrás del escritorio: conseguirá una transición más suave y gradual entre la luz y la sombra, lo que será beneficioso para los ojos.