Los televisores con pantallas LCD (cristal líquido), son las más habituales en las casas, el problema que suponen estos televisores es su delicada pantalla y a su vez la limpieza de esta. Las pantallas LCD están compuestas por varias capas de plástico, la electricidad estática, el polvo y las huellas de los dedos ensucian este tipo de pantallas por lo que hay que limpiarlas regularmente.
pantallas LCD

Para limpiar estas pantallas utilizaremos una mezcla de agua destilada y un chorrito de vinagre blanco en una botella pulverizadora. Pulveriza el líquido sobre un paño y pasa una bayeta suave y limpia. Para terminar seca la superficie.