Aunque este año se ha echo un poquito de rogar ¡ya está aquí el calor!, y si bien muchos de nosotros estábamos deseando que llegara el verano, cuando llega la noche y no podemos pegar ojo por el calor contamos los días que faltan para que se acabe. Y es que las habitaciones acumulan el calor durante todo el día y cuando llega la noche no hay quien pase dentro por eso hoy os queremos dar unos útiles consejos para refrescar las habitaciones y dormitorios y que no paséis tanto calor en ellas.

habitacion más fresca en verano

– La primera opción es poner un ventilador de techo o portátil, pero ojo, hay que evitar tenerlo mucho tiempo encendido mientras estemos en la habitación ya que puede dañar nuestro sistema respiratorio.

– Una hora antes de acostarse conviene airear la habitación, así estará más fresquita cuando nos acostemos.

– En verano es preferible utilizar cortinas en colores claros para que los rayos del sol se reflejen en ellas y no entren con mucha intensidad en la habitación. Además si se dejan cerradas todo el día no dará el sol en el interior de la casa y por lo tanto, hará menos calor.

Ventilar la habitación durante el día siempre y cuando no de el sol o haga mucho calor en el exterior puede ser muy efectivo. Es muy importante hacerlo con la puerta abierta para que circule el aire.

– Cuantos menos aparatos eléctricos haya enchufados mejor. Si no se están utilizando es recomendable desenchufarlos ya que, aunque mínima, generan una pequeña descarga de calor que se va quedando en la habitación y hace que el ambiente y los muebles se calienten más.

– Colocar un toldo exterior puede ser una buena opción para evitar que los rayos de sol entren en la habitación.

– Nuestro último consejo va para los que tengan jardín en casa. Consiste en plantar un árbol delante del dormitorio, así con su sombra podrás tener un dormitorio fresco todo el verano.