Durante estos días muchos de nosotros estamos metidos en la limpieza de la casa y seguramente al limpiar sobre todo en la cocina descubramos que tenemos cosas guardadas pero que no nos sirven para nada, este es el caso de las tazas de desayuno que se nos van rompiendo ya sea por verter en su interior líquidos demasiado calientes o por haberse dado un golpe. Pues bien, hoy traigo una idea con la que podremos aprovechar esas tazas dándole un segundo uso, se trata de convertirlas en maceteros para eso sigue las instrucciones que te vamos a dar.

maceteros con tazas de desayuno

Con un taladro hacemos un agujero en el fondo, esta operación requiere mucho cuidado. A continuación recubrimos el agujero con una capa de guijarros, fragmentos de ladrillo, etc. de este modo evitaremos la pérdida de tierra arrastrada por el drenaje.

Llenamos la taza con tierra hasta donde queramos que descansen las raíces de la planta, introducimos la planta con cuidado y llenamos el resto de la taza hasta 1 cm. y medio del borde aproximadamente. Para terminar la regamos y ya tenemos una bonita y decorativa maceta para adornar cualquier rincón de la casa.