Si en tu casa no hay el suficiente espacio libre como para instalar una zona de trabajo no te preocupes, nosotros te damos una original idea con la que conseguirás tener una pequeña oficina aprovechando un armario, si, has leído bien, en un armario. ¿Que de que forma? sigue leyendo y lo descubrirás.

un pequeño espacio de trabajo en un armario

Vacia el armario completamente (barra incluida). Mide el ancho y el largo del armario para colocar dos o tres baldas, una la utilizaremos como escritorio y las otras como estanterías para libros y demás. Aseguraté que el ancho de estas no te impidan cerrar o abrir la puerta del armario.

Una vez que tengas las baldas ya te podrás instalar cómodamente en tu pequeña zona de trabajo con la ayuda eso si de una silla de la sala que te pille mas a mano

Espero que os haya gustado la idea porque, con una zona de trabajo como esta, ¿a quién no le cuesta salir del armario?