Las cortinas tienen un papel muy importante en el hogar, sirven para decorar, proteger nuestra intimidad y para evitar el exceso de luz producido por el sol. Dar con el tejido, color y diseño adecuado es fácil siempre y cuando tengas muy claro el uso que les vas a dar.
elección de las cortinas

Por ejemplo, en habitaciones con pocas horas de sol es conveniente que la cortina sea ligera y translúcida para que deje pasar la luz. Por el contrario en habitaciones con muchas horas de luz se recomienda unas cortinas más gruesas, estas nos protegeran del exceso de calor en verano y del desgaste de muebles y objetos producidos por los rayos de sol.
elegir la tela de las cortinas

Si en una habitación queremos restringir el paso completo de la luz lo mejor es optar por los tejidos de pana, brocado o terciopelo. Por el contrario, si queremos tener mucha luz la mejores telas son el algodón ligero, seda, lino y gasa. Aunque la mejor de todas las opciones es la combinación de dos cortinas, una fina detrás de otro más gruesa que estará recogida hacia los lados, asi podrás usar una u otra dependiendo de las necesidades de oscuridad o luz que quiera tener.
consejos para elegir las cortinas

El diseño y color de la cortina

Para la elección de la cortina hay que tener muy en cuenta el material, color, y diseño de los muebles del lugar donde se van a poner las cortinas; no menos importante es el color de las paredes, alfombras, tipo de pavimento, etc.

El color de la cortina es determinante en la decoración o en el efecto que se quiera conseguir. Unas cortinas oscurar reducen visualmente la habitación mietras que unas claras las agrandan.