La tapicería de piel requiere más cuidados que una de tela aunque con estos consejos que te proponemos no será difícil que tus sofás y sillones permanezcan nuevos por más tiempo.
Cuidados de la tapicería de piel

Para limpiar la tapicería se recomienda usar un detergente neutro diluido en agua para ello emplee un paño seco y suave. Recomendamos no usar ningún acondicionador o producto químico en el sofá. Es suficiente limpiar el polvo del sofá y limpiar las manchas que se produzcan para mantener el sofá en buenas condiciones.

Recuerde que la piel es un material natural y que su apariencia puede variar con el paso del tiempo.