Nomi de Frajumar, es un diván de estructura metálica, realizado en acero inoxidable y cilindros tapizados desenfundables unidos a la misma. Como aspecto destacable, señalar su forma estilizada y aerodinámica, distinguiéndose del resto de muebles actuales. Sin olvidar los aspectos realmente importantes del producto, su cuidada ergonomía y funcionalidad.

Destinado a un público que sabe apreciar un excelente producto, con una estética formal innovadora, sin renunciar por ello a la comodidad. Está pensado para ser utilizado en el hábitat, en instalaciones de diferentes estilos y ambientes.

En su uso, al utilizarse materiales en la zona lumbar y respaldo que permiten la flexión hacia atrás, según sea la presión ejercida y su recuperación una vez el usuario deje de utilizarla, se consigue una adaptación del producto para cualquier persona, independientemente de su peso y altura.

Primer Premio, Concurso de Diseño del Mueble, Región de Murcia edición 2005. Diseño de Eduardo Climent.