Llegar a Barcelona una de esas mañanas de sol y viento, a principios de primavera, encierra siempre una promesa de felicidad. Una luz nítida y precisa ilumina todo, definiendo el contorno de las cosas y la profundidad del paisaje de una forma más allá de lo posible. Son días propicios a la sonrisa y al ensueño. Recuerdan los paisajes encantados de Man Ray, esos donde unos hermosos labios de mujer vuelan en el cielo. Son días de emoción, de energía, de empatía. Son los días de la esperanza que acompaña siempre a la luz. Ellum nació un día de sol y viento cuando en Barcelona todo es posible.
King & Miranda
E-Llum

Descripción:
Una familia de lámparas con doble tulipa en cristal transparente y matizado. Estructura metálica terminada en níquel mate.

Versiones: dos tamaños de colgante a altura variable, dos tamaños de pie, dos tamaños de sobremesa y un plafón.

Terminado en níquel mate.