Lo vintage está de moda tanto en ropa como en gafas de sol, música, automóviles y decoración. El estilo vintage trata de recuperar muebles, objetos o tendencias del pasado -años 50, 60, 70- fusionándolos con lo actual.

mueble vintage

Con ciertas pautas todo se puede fusionar: un sofá antiguo retapizado con una tela “ultramoderna“, una lámpara de última tendencia con una pantalla de los ’60; como un escritorio antiguo de madera clásica con sillas y lámparas actuales.

La decoración de espacios con este estilo puede ser parcial o una recreación total del pasado. Lo más acertado es la mezcla de estilos, es decir, el diseño actual con piezas muy escogidas antiguas y si puede ser, reinterpretadas, sobre todo las que se puedan tapizar, utilizando materiales que por su diseño nos enclaven en la época actual.

En el vintage, las piezas únicas cobran protagonismo y los espacios con personalidad exhiben vestigios del ayer.

Imagen: PortobelloStreet