En respuesta a las nuevas obligaciones planteadas por el Código Técnico de Edificación, nace la versión antideslizante de Forest, uno de los pavimentos de mayor éxito del Grupo Halcón. La normativa exige la mejora de las prestaciones de resistencia al deslizamiento de los pavimentos en las zonas comunes de los edificios, especialmente en las instalaciones de piscinas, duchas o zonas de relax y spa.
Pavimento antideslizante Forest

Gracias a la aplicación de un esmalte especial antideslizante al término del proceso de producción, la superficie del nuevo Forest cumple con eficiencia estas exigencias legales y garantiza la máxima seguridad en los momentos de ocio y relax.

El proceso tecnológico empleado para aumentar la fricción cuenta con la ventaja añadida de que, gracias a la transparencia del esmalte aplicado, no se modifica en absoluto la estética original del producto. De esta manera, Forest mantiene intacta su apariencia natural a madera en sus siete colores: Arce, Gris, Roble, Teka, Caoba, Autumn Maple, Royal Spice, Santa Fé y Sevilla.

Además, este porcelánico esmaltado de Attom conserva su tacto suave, muy agradable para pisar con el pie descalzo. Su superficie lisa evita la retención de suciedad y garantiza una fácil limpieza, por lo que resulta idóneo para colegios, hoteles, termas marinas e instalaciones de spa.

Por último, la elevada resistencia a las heladas convierte la versión antideslizante de Forest en un modelo ideal también para espacios exteriores como terrazas y piscinas.