La gran aceptación que ha tenido la alfombra Damasco, un diseño de Jordi Labanda que jugaba con el contraste del blanco y el negro, y que fue presentado como novedad en la pasada Feria de Valencia, ha llevado a la firma BSB a editarla también en la gama de los verdes como Damasco Garden y Damasco Ice.

alfombra Jordi Labanda

El diseño de Labanda rinde un sentido homenaje al damasco, considerado tradicionalmente como el tejido más bello y rico por excelencia. Confeccionado en finas sedas, el dibujo aparecía entretejido, distinguido del fondo por un brillo especial. Sin abandonar el estampado floral que distingue a los tejidos adamascados, la tradición es, una vez más, la fuente de inspiración de un diseño contemporáneo, que pondrá una nota actual y colorista a ambientes de estilos muy diversos.

Jordi Labanda introduce sus propios leit-motivs, en forma de siluetas de mujer que aparecen bellamente camufladas entre tocados de flores. La genialidad de Jordi Labanda estriba en que con un simple perfil de mujer nos lleva a la Costa Azul francesa o a la Riviera italiana: gafas de sol, pañuelos anudados a la cabeza, a punto de subir a un velero o a un descapotable…

Damasco se inscribe, asimismo, en las últimas tendencias de moda para la casa, con un estampado que juega con el contraste de color. Está disponible en tres versiones: en color negro y crudo (Damasco Night) y en una combinación de negro y verde (Damasco Green) y con esta nueva versión con tonos gris plata ( Damasco Ice). Esta combinación de colores tiene mucho que ver con el lenguaje personal de Labanda, que define siempre un mundo elegante y sofisticado.

La alfombra Damasco está confeccionada 100% con lana de Nueva Zelanda y se confecciona a medida siempre por encargo. Al diseño más innovador, se une la técnica manual “ hand tufting” en lana.