Una buena iluminación en el lugar donde se trabaja es fundamental, por eso a la hora de decorar un despacho hay que tener muy en cuenta la dirección de la luz ya que esta juega un papel muy importante.
iluminación apropiada en el despacho

Generalmente, la mejor posición es aquella en que la luz procede de la izquierda ya que de esta forma no se producen sombras cuando se escribe. Lo más conveniente es tener un foco de luz que incida lateralmente ya que eliminara reflejos molestos. El entorno de lectura debe estar bien iluminado ya que de no ser así los excesivos contrastes de luz y oscuridad pueden ser molestos. El tipo de luz ideal para leer es aquella en que el borde inferior de la pantalla se halla a la altura de los ojos.

Para trabajar con el ordenador es recomendable una luz indirecta ya que de no ser así la luz se reflejaría en la pantalla. Un foco cenital es lo más apropiado. También es conveniente la presencia de otra lámpara que ilumine los materiales de trabajo.

En cuanto a la superficie de trabajo se recomienda que esta sea mate para que la luz no se refleje en ella.