Es increíble la cantidad de cosas que se pueden hacer con objetos que a simple vista no tienen muchas alternativas de reutilización. Es el caso de las latas de conservas cuya vida es conservar en su interior alimentos hasta la hora de consumirlos para después ser arrojadas al contenedor amarillo (plásticos, latas y bricks) que los llevará a convertirse en nuevos envases, bolsas de plástico y de papel, mobiliario urbano… Hoy os damos una idea original y desenfadada para que reutilices esas latas vacías de conservas. Se trata de convertirlas en lámparas de techo ideales para el office con las que pondrás un toque personal a la vez que divertido en tu hogar. En Moda y hogar te enseñamos como hacerlo. ¡Toma nota!

lámpara techo con latas de conservas

Materiales:
– Dos latas de conserva grandes
Pintura azul claro
– brocha mediana
– casquillo
– bombilla
– cable con enchufe (de los recubiertos con pasamanería)
– un punzón pequeño para perforar

Paso a paso:
1. Perfora el centro de la base de la lata utilizando el punzón. El agujero se debe hacer justo en medio, para que la lámpara no se tuerza.

2. Pasa por el agujero el cable eléctrico y fija el casquillo para la bombilla.

3. Aplica una capa de imprimación antioxidante a la lata, deja secar para a continuación dar una mano de pintura plástica de color azul claro o del color que te guste.

4. Para terminar enrosca la bombilla. Adapta la largura del cable a la lata y unelo al punto de luz del techo. Asegúrate de que quede bien sujeto.

Vía: Casa Diez