El mestizaje y la fusión de dos culturas milenarias como Oriente y Occidente están cada vez más presentes en el mundo de la decoración. La Maison Coloniale, sensible a esta tendencia, nos presenta muebles donde ambos estilos se dan la mano, hablando e incluso de mezcla ecléctica o fusión de estilos “east on west” en una sola pieza.

Es el caso de la mesa Sumatra y la mesita de centro Tamarin de La Maison Coloniale nos encontramos ante materiales puros, con acabados naturales y artesanía tradicional, propios de la influencia oriental y diseño de líneas rectas y minimalista, herencia de los cánones occidentales.

La mesa de comedor cuadrada Sumatra está elaborada con madera maciza y ensamblaje por espigas y muescas. Por sus reducidas dimensiones y su capacidad para alargarse es la mesa ideal para la tertulia y reuniones familiares. El acabado es un patinado envejecido y encerado.

La mesa de centro rectangular Tamarín nunca deja indiferente y nos transmite serenidad gracias a su cálida sencillez. La combinación de madera de tamarindo con patas de acero, conviven en sigilosa armonía y nos evoca exóticos encuentros con la sabiduría milenaria que subyace de sus formas.