Cocina realizada en chapa de madera de roble precompuesto, una técnica que permite que se igualen las vetas para dar un aspecto más unificado a la madera natural. Un proyecto especialmente diseñado para los amantes de los detalles que quieren disfrutar de un ambiente sencillo inspirado en la calidad de los materiales.
MétodoNuzzi

Los juegos de luz indirecta son un elemento diferencial de esta composición. El suelo de los muebles altos abatibles está formado por unos estantes luminosos que proyectan la luz tanto al interior del mueble como a la superficie de la encimera.

Destaca la encimera tratada con dos elementos diferentes, una base de piedra artificial y dos estructuras de acero que llevan incorporados el fregadero y la placa de cocina. La placa está insertada directamente en el acero lo que permite combinaciones diversas a gusto del cliente.

El resto del conjunto está compuesto por una serie de columnas realizadas en laca blanca en acabado brillo. Una combinación a juego con la campana de cristal que cuelga sobre la zona de cocción.

Al lado del gran frigorífico americano se colocaron dos despensas extraíbles con un sistema de deslizamiento que facilita el acceso a los diversos elementos de almacenaje como cestos extraíbles, gavetas interiores, etc. Un mueble muy completo, disponible en diversos acabados, que se puede integrar con cualquier modelo de la marca.