Una atractiva combinación de texturas que resalta la pureza de los muebles sin tirador realizados en laca blanca de alto brillo, con teja. Una propuesta especialmente indicada por los incondicionales del color blanco, que se atreven a jugar con la fusión de materiales de marcadas texturas.

MétodoNuzzi

Imperan las fachadas lisas de intenso brillo que se consigue con varias aplicaciones de laca y su correspondiente pulido. Los armarios inferiores, de mayor altura, son la principal apuesta para ganar espacio. Un diseño más alto, de 94 cm, pensado en las nuevas generaciones que permite meter tres gavetas y aumentar la capacidad de almacenaje.

Destacan las grandes puertas correderas de los muebles superiores, colocadas sobre un armazón de aluminio con estantes colgantes de cristal en el interior. Esta misma plancha, se sustenta sobre unos bastidores que hacen de puertas correderas, un práctico sistema que permite aprovechar al máximo el espacio y facilitar las tareas en la cocina.

La encimera en piedra natural de acabado mate de 10 centímetros de espesor, refuerza la personalidad del conjunto. Merece la pena destacar el protagonismo de la piedra en este proyecto, un material natural en el que se han practicado unas hendiduras para encastrar la iluminación. El fregadero, de gran capacidad, está integrado debajo de la piedra para eliminar los rebordes.

La original campana central apoyada sobre la encimera para que no moleste a la vista proporciona una perspectiva más diáfana.