Ordenadores, consolas, lámparas, esquipos de música,… cada vez tenemos más aparatos eléctricos en nuestro hogar lo que ocasiona tener un montón de cables tirados por el suelo con el riesgo de que tropecemos con ellos y nos caigamos. El diseñador Gabriel Nigro después de visitar la casa de unos amigos cuyos cables plagaban el suelo decidió crear a Woofy, un aparato con forma de simpático perrito que sirve para guardar cables.

woofy oculta cables

Este ocultacables es además muy decorativo por lo que podrás integrarlo sin miedo en tu salón, recibidor, dormitorio,…

woffy esconde cables

En Normann Copenhagen a un precio de 160 euros.

Medidas: 30 x 47 x 19,7 cm.