Colores neutros en su matiz justo, formas orgánicas que nos trasladan a un cierto mundo primitivo, acabados lisos, suaves que atraen al tacto.

Piezas que imantan la mirada y que nos regalan instantes de reposo visual, seductores diseños que activan nuestros sentidos por la esencia de sus materiales.

Formas que nos parecen únicas con una fuerza estética equilibrada, que son capaces de convivir en perfecta armonía en cualquier entorno decorativo.


Dos tonos, beig y marrón, dos tamaños 57cmD X 86cm y 57cmD X 86cm.

Los diseños de Baladía Deco nos hacen entender que la belleza natural y la simplicidad estética encuentran un lugar en cualquier hábitat contemporáneo.