¿Lámpara o escultura? El trabajo artesanal, el cuidado por el detalle y los materiales utilizados convierten cada creación de Céline Wright en un híbrido perfecto. En este modelo, Point de suspensión, nos sorprende con otra lámpara colgante muy especial.

Lámpara de suspensión

En este caso, y a diferencia de las anteriores, consta de tres capullos de papel japonés de mayores dimensiones. Ofrecen, por tanto, una gran luminosidad y tiene una presencia más marcada allí donde se coloquen. Sin embargo, al estar fabricada en papel y quedar suspendida por unos finos cables, no recarga el espacio sino que lo llena de una gran ligereza.

En efecto, se trata de un modelo en el que un cable trenzado serpentea alrededor de los capullos. La guirnalda, por su parte, está sujeta al techo a través de un gancho. Además, es una pieza que se puede modificar a nuestro gusto, pues el espacio de los rodillos es ajustable, al resbalar por el cable ayudados por una piedra de mármol blanco.

El resultado es una lámpara en la que los meteoritos de luz parecen flotar en el espacio. Al contemplarlos, es como si el tiempo se detuviese…