Una cocina puede perfectamente prescindir de los muebles altos en todas o en algunas zonas, en su lugar podemos colocar unas baldas a lo largo de la pared que nos harán el mismo servicio y que además le dará un aspecto diferente al del resto de las cocinas.

baldas cocina en vez de muebles altos

En la cocina de la imagen se han instalado sobre la zona de aguas dos baldas, una de ellas de esquina. En ellas podemos almacenar todo tipo de objetos: vasos, platos, botes de cocina, etc. Como podéis observar en la balda más baja se han dispuesto una serie de ganchos que nos pueden servir para colocar tazas, cucharones y otros utensilios de cocina.

Esta opción tiene sus ventajas y desventajas. Una de las ventajas es que las baldas son más ligeras y recargan menos el ambiente que una fila de muebles altos. Por otro lado tiene la desventaja de que, al igual que los muebles altos con puertas de cristal transparente es preciso mantener el orden, ya que de lo contrario nuestra cocina se verá desordenada.