Nuestro hogar es una de las inversiones más importantes que realizaremos en nuestra vida, tanto en el continente como en el contenido, por lo que siempre es buena idea valorar el tener un buen seguro de hogar para cuidar de esas cosas que tanto esfuerzo nos ha costado conseguir y evitar perderlas por un descuido, un accidente o un acto malintencionado externo.

Nos hemos propuesto ayudarte un poco en la tarea de elegir un seguro de hogar, por lo que te vamos a contar a continuación algunos aspectos muy importantes a tener en cuenta a la hora de elegir un seguro de este tipo.

¿Que es, qué cubre y a quien interesa un seguro de hogar?

cerdito ahorroLos seguros de hogar, frecuentemente nombrados como seguros multirriesgo del hogar, son seguros que tratan de cubrir los riesgos que pueden darse en viviendas familiares, tanto para la vivienda en si como de cara a la responsabilidad civil de sus habitantes. Como en todos los seguros, el usuario paga una prima o cuota con la frecuencia que se acuerde con la compañía (las más habituales son mensual o anual). Esta prima se calcula en base a muchos factores que veremos a lo largo del artículo.

Entre sus coberturas se encuentran tanto la vivienda en si como su contenido, incluyendo los muebles, textil de hogar, electrodomésticos, ajuar en general, objetos de valor como joyas o arte, etc… También pueden cubrir la responsabilidad civil en cuanto al daño que algún acto u omisión en nuestra vivienda pueda ocasionar por ejemplo a vecinos, etc… y los gastos asociados de estas responsabilidades.

Las coberturas especifican que bienes cubrir pero también bajo que supuestos se cubren, por ejemplo incendio, causas climatológicas, robo, daños por agua, daños por problemas eléctricos, actos vandálicos, accidentes domésticos, roturas accidentales, etc…

Normalmente quien contrata estos seguros son los propietarios de las viviendas, aunque también puede ser razonable contratar uno si somos inquilinos de una vivienda de alquiler, porque necesitaremos igualmente proteger nuestros bienes. Muchos conocen estos seguros a partir de la formalización de una hipoteca, ya que es necesario contar con uno para que nos las concedan, pero es bueno saber que tenemos derecho a elegir que seguro queremos, sin que el banco pueda imponernos una u otra compañía de forma obligatoria.

También es importante hablar de lo que no cubre un seguro doméstico, y a ese respecto no suelen cubrir los robos fuera de la casa, los daños colaterales por terrorismo, y siniestros que se produzcan por mala fé del asegurado.

¿Como se valoran los bienes en un seguro del hogar?

Los seguros nos ofrecen normalmente una valoración aproximada en función de varios factores que declaremos, como pueden ser la cantidad y coste de los aparatos y muebles asegurados, superficie de la casa, materiales utilizados, antigüedad de la vivienda, etc… Es importante revisar esta estimación para ajustarla a nuestras necesidades concretas, ya que una valoración insuficiente puede dejarnos descubiertos una parte de los gastos en caso de siniestro, y por otro lado una valoración excesiva puede ser un gasto inutil, porque el seguro en cualquier caso no pagará más del valor verdadero de las cosas afectadas en caso de siniestro.

En este sentido es también importante informarse a la hora de contratar un seguro de hogar de que modalidades nos ofrece y escoger la correcta, ya que los seguros suelen ofrecernos la posibilidad de asegurar los bienes en base a su valor real en el momento del siniestro, o bien en base a lo que valdría reponer los bienes como nuevos. Esto por supuesto es un factor que determinará un precio u otro para la prima.

¿Qué es lo que va a determinar el precio en un seguro del hogar?

El precio viene fijado por algunos de los aspectos que indicábamos más arriba, como los bienes objeto de cobertura y su valor, la modalidad de valoración de los bienes en caso de siniestro y otros aspectos como el tipo de vivienda y sus características, porque no todas las casas son iguales. Así pues, algunas características importantes son la antigüedad, la superficie, los materiales con los que se ha construido (estructura, madera, prefabricada…), si es unifamiliar o chalet, piso y su ubicación en la altura del edificio, ubicación geográfica, medidas de seguridad, es la vivienda habitual o de vacaciones, etc…

Aparte de todo esto, huelga decir que la compañía que elijamos y sus ofertas van a poner en nuestras manos precios que pueden ser muy diferentes aún para las mismas coberturas.

¿Qué compañía de seguros debemos elegir?

A la hora de decantarnos por una u otra compañía para nuestro seguro de hogar conviene valorar aspectos como posibles bonificaciones en caso de no reportar siniestros, la flexibilidad a la hora de confeccionar nuestro seguro, y por supuesto las coberturas que ofrece cada una y sus productos. Suele ser básico prestar mucha atención a las coberturas por daños de agua ya que son las más habituales, muy importante que cubran el 100%. Tampoco hay que descuidar la cobertura de los daños a terceros, que pueden ser un gran dolor de cabeza si no estamos bien cubiertos, y que no nos dejen fuera porciones de la casa en las que también puede haber siniestros, como las plazas de parkings, trasteros, terrazas, etc…

Existen muchas compañías de seguros. En el mercado español encontramos marcas como Caser, La Estrella, Allianz, Catalana Occidente, Ocaso, Mapfre, Pelayo, etc… Aparte de nuestra propia comparación de características y precios puede ser muy interesante buscar recomendaciones en internet y más importante aún buscar recomendaciones en nuestro círculo de familia, amigos y conocidos, puesto que solo los ya usuarios nos podrán hablar de la experiencia real de funcionar con una u otra compañía. Además existen herramientas en internet muy útiles, como son los comparadores de seguros, que nos ayudarán a evaluar de forma muy gráfica y sencilla las coberturas y precios de unos y otros seguros de hogar.