Con el nombre de Elena se ha bautizado la nueva silla de la firma TRAMO, diseñada por Robby y Francesca Cantarutti. La silla Elena presenta el asiento de polipropileno reciclable y la estructura de acero en acabado cromado, y cuenta con hasta seis referencias distintas, seis versiones que se adaptan prácticamente a cualquier necesidad.

silla elena

La silla Elena también permite la opción de poder unir las sillas entre sí, gracias a un elemento de unión que queda totalmente oculto debajo del asiento. Con este sistema se consigue la forma de banco continuo, optimizando al máximo el espacio.

Pocos escenarios de escapan a las posibilidades de la silla Elena: en salas de juntas, en despachos, en offices o comedores. Su belleza formal y su versatilidad harán de ella una pieza insustituible en casa o en la oficina.

La silla se encuentra en versión con o sin brazos, para poder elegir en función del espacio disponible. La gran ventaja es que ambos modelos son apilables, de forma que se pueden guardar en muy poco espacio. La silla se encuentra, además, en tres estructuras distintas: con pie “patín”, con base fija y con ruedas, ideal para zonas de trabajo.

La versión de patín es pura elegancia, al combinarse las suaves líneas de la estructura cromada con las curvas del asiento.

silla elena

La silla Elena constituye una verdadera apuesta por la versatilidad, pues también permite hasta seis tapizados distintos (en un tejido de polipropileno 100% que garantiza la máxima resistencia y un buen lavado en seco). El asiento se tapiza frontalmente, dejando ver el marco de polipropileno blanco, de forma que se logra un acabado bicolor muy interesante.

El modelo de cuatro patas se puede tapizar en un acabado especial, que permite su instalación en ambientes de exterior. Esta versión presenta una pintura metalizada, con zincado previo.