El revestimiento vinílico es un material fabricado con resinas químicas como el poliéster, el PVC o fibra de vidrio. Este tipo de revestimiento es una opción cada vez más utilizada tanto en oficinas, centros comerciales, colegios y últimamente también en nuestros hogares especialmente para las zonas humedas como baños, cocinas y lavaderos, también son muy indicados para el cuarto de los niños ya que es un material muy resistente al desgaste del día a día, es impermeable y fácil de limpiar.

suelo vinílico

Los pavimentos vinílicos están disponibles en una amplia variedad de colores, lisos, con dibujos e incluso imitación a madera, granito, gres, etc.

Instalación

Este tipo de suelos viene distribuído en losetas o planchas y su precio depende del PVC que lleven. Además son fáciles de instalar sin necesidad de obras y con la ventajas de que se pueden instalar sobre un pavimento ya existente.

Si nos hemos decidido por este tipo de suelos debemos elegir entre dos de las opciones más comunes: Pavimentos vinílicos heterogéneos y los Pavimentos vinílicos homogéneos.

Limpieza

Los suelos vinílicos se pueden limpiar con agua y después aplicar una cera especial para PVC. Para una limpieza a fondo se puede usar lejía, pero no productos con amoníaco. Algunos permiten un decapado y abrillantado cada 10 años.

Imagen: Bricolage PVC