Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de la decoración de la cocina es definir claramente donde colocar las zonas de lavado, preparación de alimentos y cocción teniendo en cuenta las dimensiones mínimas para trabajar sin sentirse incómodo.

Trucos para decorar la cocina

En caso de que la cocina empiece de cero es muy importante colocar suficientes enchufes en los sitios donde creas que los vas a necesitar. La cocina es el sitio de la casa en el que más electrodomésticos utilizamos con lo cual contra más se pongan mejor. También es muy importante proveer esta zona de suficiente luz natural.

Siempre que las circunstancias lo permitan la distribución de las áreas de la cocina deben poder adecuarse a la iluminación natural para ello hay que buscar una buena orientación entre las ventanas y la encimera y así conseguir un diseño cómodo y funcional.

Evitar en lo posible que las ventanas queden detrás del área de trabajo ya que proyectará sombras cuando estemos trabajando obligándonos a utilizar luz artificial.

En las cocinas que dispongan de pocos metros hay que aprovechar todo el espacio posible desde el suelo hasta el techo. Los muebles sin puertas y con los objetos a la vista ayudan a agrandar visualmente la cocina. Otro truco para que la cocina parezca más grande consiste en colocar placas de acero inoxidable en las paredes sobre la encimera ya que estas actúan de espejo dando más sensación de amplitud.

Si el espacio lo permite es importante disponer de una zona libre junto a la zona de cocción para servir los platos.