Te han acompañado en incontables viajes y ahora están tan gastadas por el uso que no sabes que hacer con ellas. Aquí te mostramos una original y decorativa forma de aprovechar tus viejas maletas, porque, aunque ya no las uses para viajar, aún pueden tener nuevos usos.

usos de maletas viejas

Aprovecha tus maletas vintages para almacenaje

Las maletas viejas son perfectas para guardar ropa ya que como están diseñadas para este fin, cuentan con varios compartimentos que nos ayudarán a almacenar la ropa que menos usamos, por ejemplo, la de temporadas pasadas: primavera/verano, otoño/invierno.

También puedes utilizar tus maletas usadas para guardar juguetes así cuando tus hijos se cansen de jugar, los guardan de nuevo en ella y la esconden debajo de su cama para tenerlos a mano.

Otra opción si tienes maletas de varios tamaños es disponer una maleta sobre la otra de manera que la más grande quede abajo y la más pequeña arriba, de esta forma abrás conseguido una original mesilla de noche para poner al lado de la cama.

¡Cuando más vintage sea la maleta mejor!