Con la colección Virtue las paredes de toda la casa se visten con aire retro. Tanto el diseño, de figuras y rayas, como los colores, azules, verdes y marrones, recuerdan al estilo de los 60-70.
    Papel pintado

Eso si, con Virtue se convierten en una acertada versión actualizada, que combina perfectamente con las tendencias decorativas de hoy.

Unos papeles pintados que, sobre todo, contribuyen a crear ambientes desenfadados y muy personales.