Una silla es un refugio temporal, un lugar en el que ponerse a salvo del cansancio o de las miradas. Por eso son tan importantes y por eso hay más sillas que personas.

javier mariscal

La butaca Wok surge de la idea de una nuez, de un coco, de un acogedor espacio interior protegido por una sólida cáscara a la que, cuando cortas con un golpe certero y seco, te ofrece el secreto que guardaba: su rica textura, sus sobrios colores y su ergonómica forma. Para sentarse a esperar, a leer, a dialogar o incluso a pensar porqué hay tantas sillas y tan distintas.

Se presenta en toda la serie de acabados del catálogo Andreu World.